miércoles, 1 de agosto de 2012

D-Me apestan las zapatillas

Cuando era un patético de verdad, sabía que había hecho un buen entrenamiento exprimiéndome al máximo cuando mi sudor olía a amoniaco. Era un olor desagradable, pero yo siempre acababa más contento que unas pascuas. He de decir que hace mucho tiempo que no tengo esa sensación ni apesto a amoniaco tras un entrenamiento, sin embargo últimamente ha cambiado la forma del peste. Hace un par de meses que la humedad y "la caló" hacen que uno sude una barbaridad. Tal barbaridad hace que, cuando uno hace entrenamientos de mas de 15 kilómetros, el sudor sea de tal cantidad que acabe empapado de la cabeza a los pies y cuando digo empapado es que me escurro hasta los calcetines al acabar. Uno puede meter la ropa en la lavadora, echar suavizante y problema solucionado, pero en las zapatillas es más dificil. Aún tengo el mal recuerdo de mis Reebok Inferno, esas que usó Martín Fiz cuando quedó campeón del mundo de maratón, despedazadas al salir de la lavadora en un intento de volverlas lustrosas. Supongo que la opción es lavarlas a mano, pero me da miedo que me pase como al chandal Bosco y me despinte, o se me despegue la cola y me quede sin zapatillas. Tengo que darle solución rápido o, si no, el sábado cuando participe en el andaluz competiré con unas zapatillas pestosas. No creo que mis 6 rivales lo noten ya que solo estarán detras de mi el tiempo suficiente para doblarme, alguno más de una vez. Con en andaluz absoluto ando bastante mosca porque me han hecho el gato y de unos "cómodos" 5000 metros, me han puesto un 10000, y es que estoy harto de los diezmiles esta temporada (creo que será el 6º). Y además por calle 5 y en pista. Ahora saltará mi amigo Joaquín y me dirá que ya ando llorando y quejándome, pero es que estoy muy quemado. Creo que mi queja de cansancio esta justificada, y como dice el humorista Manu Sánchez, hay gente que dice "cagales" peores, como "estoy harto de estar sentado". Como argumenta, uno puede decir que esta harto de alicatar cuartos de baños, de hacer mudanzas a un septimo piso sin ascensor, etc., pero quejarse de estar sentado... yo me quejo con razón. Al hilo de ello, podeis poner en el google "estoy harto de estar sentado" y a mi me han salido 1.040.000 resultados. Si por el contrario buscais "estoy harto de hacer diezmiles", solo nos quejamos 3.330, así que a los poquitos que hacemos estos esfuerzos en vez de estar sentado, dejadnos quejarnos al menos.

1 comentario:

  1. Lloron, un marchador no se queja nunca por un 10 mil

    ResponderEliminar